Carlos Cambón


[página principal] [portugués] [deficiencia de alfa-1] [boletín informativo] [donativos]

[entérate] [grupos de apoyo] [enlaces] [detección y registro] [historias para compartir] [articulos médicos]

[mailing list] [otros temas de interés] [nuevo] [contáctanos]


Carlos Cambon y familia.jpg (70159 bytes)

Me llamo Carlos Cambon, tengo 40 años, vivo en la ciudad de Hurlingham, Provincia de Buenos Aires en la República Argentina. Comparto mi vida con mi señora Gabriela y mis tres hijos: Mariano de 8 años, Santiago de 4, y Martina de 2.

Mi historia con la Deficiencia de Alfa-1 Antitripsina se remonta allá por el año 1999 cuando acababa de cumplir 38 años.

Aquí en nuestro país, se hace un receso escolar corto durante el mes de julio que suele ser el mas frío del año. Aprovechando esto nos fuimos con mi familia (por ese entonces Martina estaba en la panza de Gaby) a pasar unos días a una casa que poseen mis padres en la Ciudad Balnearia de Mar Del Plata. Al día siguiente de instalarnos comencé con gripe, temperaturas altísimas, y dificultad para respirar; todo este cuadro hacia que no pudiera levantarme de la cama. A pesar de que hacia alrededor de tres años que tenía sibilancias al respirar, que me agitaba un poco al realizar tareas pesadas o subir una escalera, mucha tos durante las noches, y reiteradas gripes invernales, nunca lo tome en cuenta ya que lo atribuía al cigarrillo (fumaba aproximadamente un atado de 20 cigarrillos diarios, y comencé con el vicio a los 23 años) así como también a unos kilitos de más, a la falta de un entrenamiento físico periódico; y como excusas nunca nos faltan, a la edad que ya se iba aproximando a los 40. Si bien nunca practiqué deportes en forma profesional, a lo largo de mi vida he practicado distintas actividades físicas como el rugby, natación, basquet, esquí acuático y alpino, y por sobre todas las cosas me encantaba bucear, actividad que realizaba cada vez que tenía oportunidad de hacerlo, y a la cual hoy todavía me cuesta pensar que no la puedo volver a  practicar.

A raíz de esta gripe del invierno del 99, y derivado por un médico clínico es que visito por primera vez un especialista en neumonología. Después de los estudios concernientes, incluida una espirometría me diagnostica obstrucción pulmonar grave, y dado que no estaba en mi ciudad de residencia habitual creyó conveniente sacarme de la crisis, y que siguiera en Buenos Aires con un neumonólogo que investigara las causas de esta obstrucción. Luego de deambular por varios profesionales que me medicaban con corticoides sin buscar las causas, a fines de ese mismo año di con el profesional adecuado, el Dr. Miguel R. Herrera Ex-Director del Hospital Municipal de Rehabilitación Respiratoria María Ferrer. Luego de realizar los exámenes, estudios, espirometrías y tratamientos con diversos medicamentos, ya entrado el año 2000 me realiza un dosaje de Alfa-1 Antitripsina yo, por supuesto, no tenía la menor idea de que se trataba. Siempre pensé que me darían un par de remedios y todo solucionado. Los resultados del dosaje dieron bajos y es entonces cuando me receta un examen de fenotipificacion. El resultado  es ZZ. Es entonces que me pone en conocimiento de lo que se trata la enfermedad, me medica, me controla con mucha periodicidad, y me aconseja comenzar una terapia de rehabilitación física en el Hospital antes mencionado, institución de la cual forma parte y de la que tengo mis mejores palabras de agradecimiento a todo el personal médico y no médico por la calidez humana y tiempo que dedican a cada paciente.

Demás esta decir que a partir del momento en que tomé conocimiento de mi enfermedad mi vida cambio radicalmente; ya había dejado de fumar hacia mas de un año, comencé con la rehabilitación con el Licenciado Gerardo Ferrero con quien aún hoy realizo tal actividad. Avido de más información es que me contacto por primera vez con la Fundación Alfa-1 de Puerto Rico y la Asociación Española para el Déficit de AAT. A partir de entonces, mantengo vía e-mail (Alfa-1-hispano mailing list) contacto a diario con todos aquellos que quieran sumarse a este grupo de personas que de una u otra manera están relacionadas con la dolencia. Esta experiencia es muy enriquecedora para mí, ya que, además de contenernos, apoyarnos y darnos ánimo, intercambianos las novedades que surgen en el país de origen de cada uno. Por supuesto, con el agregado de chistes y vivencias personales que nada tienen que ver con la enfermedad, pero que ayudan a conocernos y a transitar el camino que tenemos trazado con la mejor buena onda posible.

Actualmente, mi médico de cabecera es el Dr. Guillermo Menga, Jefe de Clínica Médica del Hospital Ferrer.   Me está tratando con broncodilatadores. Nunca dejé de hacer rehabilitación física (la cual me ayuda muchísimo en mi vida cotidiana) y desde el mes de enero de 2002 comencé la terapia de remplazo (por supuesto que si se produjera algún resultado beneficioso se verá a largo plazo). Llevo una vida normal, trabajo todo el día, disfruto y juego con mis hijos (aunque muchas veces su ritmo supere al mío).   Convivo con la enfermedad tratando de que no interfiera demasiado en mi vida familiar y social las cuales sigo manteniendo como años atrás. Fui toda mi vida un obcecado tratando de superar mis límites. Hoy por hoy sigo haciéndolo con mas obsecuencia, y por lo menos en mi experiencia personal me da muchas satisfacciones.

Olvidaba contarles que luego de conocer el trabajo de Piedad y Elaine sobre este tema y el desconocimiento general que hay sobre esta enfermedad, es que me animé y tuve la iniciativa de comenzar a hacer algo por los Alfas.  Es así que hoy estoy abocado a la formación de la Asociación Alfa-1 de Argentina. Por su puesto que actualmente ya no estoy solo, si no con un grupo de personas con ganas que se sumaron a este proyecto.

Espero no haberlos aburrido. Si te conectaste por primera vez, que no dejes de hacerlo.

A todos ustedes gracias y los saludo hasta muy pronto.

boton_inicio_pagina.jpg (2253 bytes)


Última revisión en 05/06/2012


[página principal] [portugués] [deficiencia de alfa-1] [boletín informativo] [donativos] [entérate] [grupos de apoyo]

[enlaces] [detección y registro] [historias para compartir] [artículos médicos] [mailing list]

[otros temas de interés] [nuevo] [contáctanos]


La información presentada en esta página web no debe ser un sustituto de la

consejería o tratamiento médico. La Fundación recomienda que consulte con su

 médico o profesional de la salud. Esta página es administrada por la

Fundación Alfa-1 de Puerto Rico.


Fundación Alfa-1 de Puerto Rico

PMB 318, 2000 Carr. 8177, Suite 26

Guaynabo, Puerto Rico (USA) 00966-3762

Tel. 787-647-7073

Página en Internet: www.alfa1.org 

E-mail: info@alfa1.org